INICIO

16 enero 2017

LE 7EME CONTINENT Talking Trash

PASCAL NIGGENKEMPER

Le 7ème Continent 
Talking Trash

Pascal Niggenkemper bass, composition, Julián Elvira (ES)  sub-contrabass, pronomos-flutes Joris Rühl (F), Joachim Badenhorst (B) clarinets & amplification, Eve Risser (F) and Philip Zoubek (AU)  prepared pianos. Clean Feed Records. CFR 373-CD.Distrijazz                                    
En la portada, una bolsa blanca desciende lentamente hasta llegar a un lecho marino de coral. Unos 3 millones de toneladas de plástico se vierten al mar cada año. El volumen de esta basura acumulada y desplazada por las corrientes acaba formando vergonzosas islas de basura inorgánica. La mayor de ellas se encuentra en el Pacífico. Algunos la llaman "el 7º continente". Este es el título que el contrabajista franco-alemán Pascal Niggenkemper, que ha regresado a nuestro continente, a París concretamente, tras 10 años curtiéndose en la escena de vanguardia estadounidense, ha dado a este fantástico conjunto. Un auténtico ensemble contemporáneo europeo (Francia, España, Bélgica, Austria) que reúne en su fórmula instrumental una expresividad de una sonoridad y color únicos. 


 En un continente de plástico, el "talking trash" sería el idioma oficial 

Este es un trabajo hecho desde y para el XXI. Es de lo más avanzado en lenguaje que hoy por hoy puede dar de sí la herencia del jazz, cuyas partículas elementales se diseminan en un éter de inteligencia y buen gusto por el mundo de texturas y, también, de formas rítmicas y melódicas muy tratadas. Poco importan aquí las etiquetas de donde se nutre, tanto como las procedencias de los instrumentistas: le 7ème Continent. 

Las composiciones de Niggenkemper extraen todo el potencial a un formato instrumental contemporáneo, de cámara antes que jazzístico, con tendencia a una particular sonoridad percusiva


Pascal Niggenkemper (contrabajista nacido justo en el centro de Europa, entre Francia y Alemania, residiendo ahora en París) ha pasado 10 años curtiéndose en las escenas más inquietas del jazz americano. Buena prueba de ello son su colaboraciones con Harris Eisenstadt y otro músico cercano a éste, el trompetista Nate Wooley en el que fue uno de nuestros discos del año 2015: From Wolves to Whales. Ha vuelto a Europa y al sello portugués publicando primero un fascinante y corrosivo álbum en solitario Look with thine ears, donde en una exploración inaudita de recursos su contrabajo se convierte en una maquinaria de sonidos industriales. Luego ha fundado este espléndido grupo, que ofrece uno de los testimonios más brillantes y sugestivos de lo que jazz y composición contemporáneos pueden ofrecer, basándose en un tratamiento instrumental que busca nuevos perfiles de color y materia.

Aunque les parezca un efecto sonoro cercano al arte sonoro como metáfora mecanicista (contando con dos pianos preparados), que también, hay una lógica jazzística subterránea en sus figuras sincopadas y en el juego de superposicionesPor no faltar, no falta en este entramado en movimiento discontinuo y lineas desdibujadas, de tensión acuciante y respiración japonesa en la flauta de Idionella Sakaiensis, cierta impostura dadá.

Manierista y también bruitista, es este talking trash una obra nada convencional que indica los senderos de un jazz futuro que se aleja de sus orígenes tanto en significado como en significante.

Le 7ème Continent dentro de un contenedor, rodeado de naturaleza viva








No hay comentarios:

Publicar un comentario