INICIO

07 diciembre 2016

MEREDITH MONK On Behalf of Nature & Atlas

 MEREDITH MONK 
On Behalf of Nature 
 MEREDITH MONK ENSEMBLE
ECM New Series-oct.2016 Distrijazz


Los máximos representantes del minimalismo han recibido el reconocimiento de las Instituciones en los EEUU. El pasado año Meredith Monk (Nueva York, 1942) recibió de Barak Obama la Medalla Nacional de las Artes. Quién se lo iba a decir en 1968 cuando fundó The House, colectivo amateur que podría ser definido como compañía de danza. Su estilo se nutre de disciplinas y culturas no occidentales donde caben coreografía, imágenes, vestuario, texto declamado o cantado con acentos exóticos, pero si hay algo que realmente distingue su trabajo es el protagonismo que da a la voz y a la funcionalidad como actantes de los músicos. Su estilo aniñado, lúdico y exótico requiere de exigentes técnicas de expresión y canto, inflexiones, cantos guturales y onomatopeyas como representación de sonidos de la naturaleza. Monk ha construido un mundo propio hecho de estampas viajeras, fantasía y también compromiso con el cambio climático y el pensamiento budista en On Behalf of Nature.

Con un estilo aglutinador y de ensoñación viajera, Meredith Monk ha construido un mundo hecho de juego, viaje y fantasía, que se sigue renovando en su nuevo teatro musical On Behalf of Nature

Las obras de teatro-danza iniciales como Dolmen Music (1981) definieron un marco artístico polivalente, moderno y arcaico que partía de ideas simples que luego se fueron haciendo más complejas en la ópera Atlas (1991), para favorecer el equilibrio y encaje de fuerzas entre voces e instrumentos en Mercy (2002) e Impermanence (2008), referentes previos de este trabajo “ecológico” basado en la íntima verdad que nos vincula a la Naturaleza a distintos niveles: microscópico, vegetal, animal, acuático. 

Ayudada por la elección de un relato naturalista y por sus técnicas vocales de tierras lejanas (Mongolia, Marruecos, Laponia) se describen situaciones íntimas de la vida y también, recayendo en la instrumentación, se plantea una reflexión sobre la belleza en el arte y la naturaleza. La riqueza tímbrica y una expresividad que tiende a ser contemplativa, aunque nunca plana, discurre en un contexto fijado con elementos improvisados (decisivo John Hollenbeck en esta última etapa). 

Las voces caracterizadas en “personajes” y no en palabras dejan más espacio al material instrumental, como ensamblaje de segmentos melódico-rítmicos y para la creación de texturas. Un formato mixto de cámara (piano-teclado, arpa, percusión-vibráfono, violín, clarinetes y trompa) define esta vez una expresividad más elegíaca que repetitiva. Siguiendo un modelo de texto-diario, piezas-estados independientes completan un microcosmos que renueva el potencial evocativo de la autora. 


On Behalf of Nature










ATLAS-ópera-ballet

Haciendo uso de una construcción basada en la superposición aditiva de moldes sencillos y con ensamblaje sincopado o bien en colchón ambiental (ya en Dolmen Music era así), los acentos exóticos y las dinámicas “in crescendo” en un reducido formato de cámara han permitido a Monk describir un mundo fuera del tiempo y de la realidad, ayudada por la elección de temáticas viajeras y por técnicas vocales traídas de partes remotas del mundo. 

Este es el caso de uno de sus mejores proyectos, Atlas, teatro musical, como On Behalf of Nature de este año, que queda divido en actos (tres) y que está inspirado en el diario de la exploradora Alexandra David-Neel. Un viaje a Marruecos, que parte de los preparativos y que describe el encuentro con seres del desierto, sirve de trama a un espectáculo sincrético y evocativo. La culminación de un mundo hecho de juego y fantasía.


Atlas
Dolmen Music
Impermanence

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada