INICIO

24 octubre 2016

OLIVER LAKE & WILLIAM PARKER To Roy

Oliver Lake (saxo alto), William Parker (contrabajo)
Grabado el 16 de enero de 2014 en Brooklyn. 
Intakt Records CD 243/ 2015 - Distrijazz

Conocí a Roy Campbell (LA 1952-NY 2014) en el Festival de Guimarâes (Portugal) de 2011, después del concierto en el que participó dentro de la orquesta de William Parker (NY 1952), que llegó para estrenar Essence of Ellington, proyecto dedicado a uno de los referentes del contrabajista y también de alguien que sirve de puente entre ambos: Charles Mingus. Fue en las jam sessions cuando coincidimos, un grupo de músicos de Parker, a quien entrevisté justo antes, se reían con las bromas que uno de ellos hacía. Se trataba de Roy, tipo sonriente de contagioso sentido del humor. Nos hicimos una foto con el trompetista y otros músicos que allí estaban como el trombonista Steve Swell y el saxofonista y clarinetista Sabir Maaten, amigo cercano de Roy. 

William Parker & Oliver Lake


Oliver Lake (1942) está considerado uno de los más influyentes impulsores de la evolución de free jazz (la "loft generation" de mediados de los 60, posterior a Ayler y Coltrane) tras la figura de Ornette ColemanLa influencia de Lake (miembro del World Saxophone Quartet de Julius Hemphill que completaron David Murray y Hamiet Bluiett) está fuera de toda duda en el sonido de músicos trascendentales en el cambio de siglo como Ken VandermarkTodos ellos, incluido Roy Campell que tocó con Sun Ra, han desarrollado su carrera entre la experimentación de Roscoe Mitchell y Anthony Braxton y el "tradicionalismo" de Jackie McLean (saxo) y la escritura de Mingus y Ellington. Esta generación hizo posible con su compromiso el trasvase del mensaje free en décadas posteriores hasta el presente. 
Este encuentro a dúo es una gozada porque en su austero formato todas las esencias de blues y free jazz se clarifican y trascienden

William Parker, con su caminar insistente y recio, también lidera esta posición rompedora y conservadora como uno de los más rotundos contrabajistas.  Diez años les separan, pero ambos, con toda esta generación de músicos negros, han hecho posible la pervivencia de un espíritu libre asociado entorno a unos postulados basados en la esencia de la música afroamericana: abstracta y telúrica, de interés por el panafricanismo (ritmos antillanos y norteafricanos) y sostenida por sólidos cimientos de blues.


Roy Campbell, músico homenajeado que falleció sorpresivamente 
Foto:Žiga Koritnik


Este encuentro a dúo es una gozada porque en su austero formato todas estas esencias se clarifican y trascienden. Un diálogo sin ningún tipo de cortapisas, fluido y estructurado, realiza incursiones en las melodías de blues desde enfoques arrebatados al calor de protesta y, aun más, al respeto por una tradición que no necesita justificarse. To Roy cierra en la posición última 11 temas de duración comprimida, cuyo mensaje bello y sincero se antoja eterno.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada