INICIO

08 junio 2016

MARC RIBOT'S YOUNG PHILADELPHIANS Live in Tokyo

Marc Ribot (guitarra), Mary Halvorson (guitarra), Jamaaladeen Tacuma (Bajo), G Calvin Weston (batería) + Strings
 Yellowbird / P-Vine

El encuentro se produjo después de un concierto de Electric Masada en la barra del teatro. Con las gafas de vista caídas en la mitad de la nariz, el guitarrista me miraba por encima de ellas mientras devoraba una tapa típica española. Hablaba de la música que estaba escuchando en ese momento: "Estoy fascinado con los grupos de boogaloo de Colombia en los años 60". El comentario sobre un estilo tan concreto en una región de latinoamérica era sumamente sugestivo. Claro que no tanto si recordamos el proyecto que, en sus propias palabras, había sido uno de los más satisfactorios. Los Cubanos postizos, en dos entregas, fue un grupo inspirado en la música del tresero cubano Arsenio Rodríguez, precedente de la salsa desde el son. Ribot llevó su música a un rock caribeño con toques lounge. Han sido ese proyecto y, por supuesto, el más reciente Ceramic Dog, trío acerado y "grunche" hecho de voluptuosidades retorcidas y oscuras, quizá los dos más destacados de su carrera. 

Photo by Dawid Laskowski
La naturaleza mestiza de rock-blues de su guitarra, a medio camino entre el calor surfero californiano, el caribeño o el metalúrgico de Memphis y Chicago, llega  ahora con cierta impostura al refinado sonido disco de los 70 en Filadelfia

Marc Ribot (Newark, 1954) es sin duda uno de los guitarristas más eclécticos y también políticamente incorrectos que ha salido de la cosmopolita escena neoyorquina de la década de los 80. De personalidad inconformista e hiperactiva, Ribot se ha relacionado con los clanes del jazz de vanguardia de John Zorn (fundamental en las versiones eléctricas de Masada) o los Lurie (John y Evan), Arto Lindsay y un largo etcétera que pasa por subirse a la nueva ola heterodoxa del klezmer de la década de los 90 en grupos como Shrek o The Rootless Cosmopolitans (los cosmopolitas sin raíces, descalificativo nazi a los judíos).

La guitarra de Ribot, acostumbrada a inocular efervescencia popular en tantas colaboraciones de vanguardia, ha mantenido siempre un pie en ella y otro al lado de grandes intérprete junto a (el mejor) Tom Waits, Caetano Veloso, Chuck Berry, Solomon Burke o Elvis Costello. Sabe, por tanto, cómo filtrar su naturaleza rock-blues mestiza, a medio camino del calor surfero californiano, del caribeño o el metalúrgico de Memphis y Chicago, y llevarlo ahora al sonido disco de Filadelfia. 


Con un pie en la vanguardia del jazz y otro en las más diversas expresiones populares, su abigarrado sonido le ha permitido estar con Tom Waits, John Zorn, el Caribe de diseño de los Cubanos Postizos o los incisivos Ceramic Dog

El músico de New Jersey siempre imprime a sus proyectos un perfil inconformista que roza lo gamberro. También le ha sucedido al sonido melodioso, dulzón y disco-funk con violines de la Filadelfia de los años 70, un sonido acotado entre las personalidades de Isaac Hayes y Barry White.  Si no es una sorpresa, quizá sí lo sea que la publicación se deba a un registro en directo desde Japón, pues este tipo de producciones se entienden bastante  mejor desde el estudio.

El trabajo reúne alguno de los hits del género (ver más abajo la lista). El grupo se concentra en dos guitarras, bajo y batería. Al ser el sonido de Filadelfia evolución del funk al disco en la música negra, Ribot cuenta para su base rítmica con dos referentes del jazz-funk relacionados también con Filadelfia, como el bajista eléctrico Jamaaladeen Tacuma y el proteico baterísta G Calvin Weston (Steve Wonder). Mary Halvorson tiene reservado aquí el terreno de la guitarra rítmica a la que se le pide efectos y figuras asimétricas, muy en su línea fría y cerebral que contrasta con la erupción guitarrística del líder.

Live in Tokyo se recrea, a cierta distancia satírica de los originales, en uno de los sonidos más influyentes del funk melódico con cuerdas. La intensidad se sublima y sólo las cuerdas parecen contextualizar al estilo. El registro de voces e instrumentos hace de este trabajo en directo un producto desigual y algo caótico.


1. Love Epidemic - (The Trammps) - 5:30
2. Love TKO - (Teddy Pendergrass) - 6:47
3. Fly, Robin, Fly - (Silver Convention) - - 9:05
4. TSOP [The Sound of Philadelphia] - (MFSB) - 9:22
5. Love Rollercoaster - (Ohio Players) - 7:22
6. Do It Anyway You Wanna - (People’s Choice) - 6:46
7. The Hustle - (Van McCoy)- 9:07




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada