INICIO

11 mayo 2016

MICHEL BENITA ETHICS-River Silver



MICHEL BENITA RIVER SILVER


ETHICS

Michel Benita Double Bass
Matthieu Michel Flugelhorn
Mieko Miyazaki Koto
Eivind Aarset Guitar, Electronics
Philippe Garcia Drums
ECM 2016/ Distrijazz


El mapa del jazz europeo tiene unas señas de identidad reconocibles. El francés, siempre interesado por los ritmos étnicos y un planteamiento que evita la fusión fácil, no es uno de los más visitados por ECM. Salvo la larga estela que reunió a excelentes músicos galos en los grupos de Louis Sclavis, no abundan autores francófonos firmando discos propios en el sello alemán. El contrabajista Michel Benita (Argel, 1954) entregó recientemente y aquí dos publicaciones junto al saxofonista Andy Sheppard y el baterista Sebastian Rochford. Un formato, como el recordado y genial Palatino (sello Label Bleu 1994), en el que se une instrumentos no armónicos con una intención instrumental de cámara.

Lo interesante de aquella exquisita propuesta que reunió a Benita con Paolo Fresu, Glenn Ferris y Aldo Romano era la desnudez de un planteamiento melódico basado en fundir folclore con música polifónica. El esquema jazzístico cedía su lenguaje para centrarse en unas melodías viajadas y viajeras, interpretadas como canciones con improvisación. Este trabajo nuevo podría decirse que es de laboratorio: músicos e instrumentos de distintas procedencias con una intencionalidad dialogante en la que no se sabe el destino.


El camino se hace al andar...Por ello el objetivo sería favorecer un encuentro compartido, un diálogo sincero entre culturas, como el que trazó el también contrabajista francés  Henri Texier o en esta misma discográfica en los años 70 y 80 Collin Walcott y Jan Garbarek 

El camino se hace al andar...Por ello, antes que trazar un rumbo hacia oriente debería ser objetivo favorecer un encuentro compartido, un diálogo sincero. Como el que trazó el también contrabajista francés Henri Texier o en esta misma discográfica en los años 70 y 80 Collin Walcott con Codona o con John Abercombrie y Jack Dejohnette, o Jan Garbarek con músicos indios como Trilok Gurtu, Zakir Hussain o Shankar, o incluso en la siguiente década Dave Holland y John Surman con Anouar Brahem. Esos trabajos siguen estando tocados por la emoción que se desprende de un diálogo sincero, profundo y generoso. Tienen quizá sus huellas de la creación del momento, pero este Ethics, encima con ese título, nace viejo, definido entre el concepto de fusión de finales de los 80 y finales de los 90, entre el koto japonés de Mieko Miyazaki y la guitarra espacial de una escena escandinava superada de Eivind Aarset.

Pero como afirmaba el fundamental saxofonista noruego en el libro “Tocando el horizonte” sobre la música de éste que es su sello “: conseguir que músicos de distintas culturas se unan y creen algo nuevo es algo muy pero que muy difícil. Sobre todo cuando se impone la idea de una “fórmula química” antes que la de un encuentro cultural.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada