INICIO

18 marzo 2015

ACCADEMIA DEL PIACERE & COMPAÑÍA ANTONIO RUZ- À l`Espagnole, fantasía escénica



Un nuevo retrato para el Rey Sol

¡Luis!...¿Luis?...El nombre del Rey Sol resuena en la sala desde distintos puntos, invocando su presencia. Es como si anduviera jugando al escondite por los jardines del fastuoso palacio de Versalles. Luis XIV, el monarca absolutista en guerra permanente y el mecenas de las artes en su opulenta corte. Luis y la "Marca España" de entonces á l`espagnole como elemento exótico, juntos en el retablo inicial "de Velázquez" que construyen el elenco de seis bailarines, siete músicos y la soprano Mariví Blasco. Ella es la que abre en francés este espectáculo que toma impulso inicial en tópicos y personajes históricos  para conducirnos, a través de un viaje apasionante, de la superficie al interior del gesto musicado, de lo abigarrado y carnal a la expresión más austera y mística.

Una "fantasía escénica" que alude a la recreación contemporánea de un espectáculo que, por otra parte, ya en el siglo XVII en la corte francesa conjugaba ballet y comedia durante las ceremonias que organizada el maestro de capilla Jean Baptiste Lully. Hay humor y sarcasmo en ese primer tercio del espectáculo que presenta costumbrismo y mestizaje cultural bajo un enfoque desenfado y pendenciero, del arte popular (incluyendo guiños a concursos televisivos) al cortesano (corona con rayos de sol hechos de bastones). La palabra hablada acompaña a la cantada gracias a la introducción del maestro de ceremonias, personaje que potencia el espectáculo narrativa y visualmente, junto a la intervención actante de bailarines y músicos,  llevándolo de la ópera barroca al teatro musical contemporáneo. 


                                                                                                                  Fotos 1 y 2: Luis Castilla
                                                                                             
Modernidad sin caer en el pastiche. Ese ha sido el reto marcado por Fahmi Alqhai y Antonio Ruz, los dos creadores andaluces que han puesto en marcha esta estimulante alianza de ideas, lenguajes artísticos y épocas, generando una simbiosis entre danza contemporánea y música barroca -ya abordada previamente por el coreógrafo en otros proyectos- que es combustible de innovación. Situemos musicalmente esta apuesta en la trayectoria de la Academia del Piacere. El sevillano Fahmi Alqhai formó un tándem de gran éxito artístico y personalidad propia con el cantaor Arcángel en un encuentro por los cantes y estilos populares llevados y traídos al flamenco en Las Idas y las Vueltas. También había leído con nuevos bríos no historicistas, incorporando elementos de improvisación, el legado español en el reciente Rediscovering Spain y años antes lo hizo de la obra - fundamental para la viola da gamba- de los maestros franceses, ambos en la corte del Rey Sol, Marin Marais y Forqueray en Les violes du ciel et del l`Enfer. Ahora afronta un contexto cultural híbrido y se ayuda escénicamente del sólido y expresivo trabajo del cordobés Antonio Ruz para representar un retablo afrancesado con sabor hispano.

Poder contar con bailarines como éstos posibilita y resuelve la distribución escénica, ofreciendo, además de movimiento, el carácter cómico o dramático interpretativo que, aún tímidamente, también comparten los músicos. Excelente y complejo el trabajo en suelo, alturas y composición de escenas o cuadros históricos (La Toma de la Bastilla), los bailarines de Ruz son personajes, elementos narrativos y esculturas móviles. 


Archivo Festival de Música Antigua de Sevilla. Foto: Javier Sierra

Modernidad sin caer en el pastiche. Ese ha sido el reto marcado por Fahmi Alqhai y Antonio Ruz, los dos creadores andaluces que han puesto en marcha esta estimulante alianza de ideas, lenguajes artísticos y épocas, generando una simbiosis entre danza contemporánea y música barroca

Igual que el coreógrafo distribuye los espacios al milímetro, Alqhai extiende en el programa musical un lienzo sonoro con potencial narrativo, sirviendo a los espacios teatralizados, danzados, cantados o instrumentales. La música va ganando en preponderancia desde que desaparece el personaje del "charlatán". Ha pasado de un registro por momentos incidental (instante de afinación o entrando en una escena inacabada como si un Dj mezclara dos discos) a un primer plano a través de un proceso de estilización que va acompañado de un adelgazamiento paulatino del conjunto de cámara, hasta quedar a solas con la viola de gamba frente a la triste luz de una vela. 

El barroco se recoge. La sobriedad escénica del negro y del vestuario en blanco y negro encuentra aquí también su marco. Atrás quedaron el juego con las alegres castañuelas, el cantar apasionado y libidinoso de la sarabanda, la lucha por el objeto deseado, el sobrecogedor momento percusivo de los bastones (de Lully) marcando un ritmo que crece en adiciones...
Cerca del final, la posición estática de la enorme bailarina Tamako Akiyama es un gesto que llena el espacio, detiene el tiempo e incita al cambio... El silencio que reclama Marais-Alqhai es interrumpido por voces de un grupo que invade bullicioso el retiro del músico... "¡Vuelven los españoles!", se queja. Vuelven trayendo modernidad y frescura a la corte de la Música Antigua.
Por Jesús Gonzalo
  
À l’Espagnole. Fantasía escénica
 
                                  
Preestreno
32º edición FeMÁS, sábado 14 de marzo
Teatro Alameda, Sevilla.

Pierre Guédron (1570-1620)
Cessez mortels de soupirer
Antoine Boesset (1586-1643)
Frescos aires del prado
Luis de Briceño (fl.1610-1630)
Sarabanda – Danza del Hacha
Ay amor loco (tono francés)
André Campra (1660-1744)
Entrée Espagnole de L’Europe galante
Jean Baptiste Lully (1632-1687)
Le Burgeois gentilhomme [Fragmentos]
Premier Air pour les Espagnols – Sarabande
Deuxième Air pour les Espagnols – Loure
Marche
Sé que me muero de amor
François Couperin (1668-1673)
Sonade & Passacalle de L’Espagnole [Les Nations]
Marin Marais (1656-1728)
Prelude [Libro III de piezas de viola] & Sarabande a L’Espagnole [Libro II de piezas de viola]
Couplets de Folies d’Espagne [Libro II de piezas de viola]
Georg Philipp Telemann (1681-1767)
Chaconne del Quatuor Parisien nº 12




Idea, coreografía y dirección escénica: Antonio Ruz
Dirección musical: Fahmi Alqhai
Bailarines: Tamako Akiyama, Jordi Vilaseca, Melania Olcina, Lucía Bernardo, Manuel Martín e Indalecio Séura.
Músicos: Fahmi Alqhai, Rodney Prada, Rami Alqhai, Johanna Rose: violas da gamba,  Enrique Solinís: guitarra barroca y laúd. Javier Núñez: clave, Pedro Estevan: percusión
Soprano: Mariví Blasco
Colaboración coreográfica: Estévez / Paños
Vestuario y atrezzo: Daniela Presta
Diseño de iluminación y dirección técnica: Olga García

No hay comentarios:

Publicar un comentario