INICIO

22 mayo 2014

URI CAINE Piano solo-Callithump



Callithump
Uri Caine piano solo
Grabado en Nueva York, 13 de diciembre de 2012. Winter & Winter

Aún resuenan, saltarinas y más traviesas que amenazadoras, las Valquirias marchando por la plaza de San Marcos de Venecia. Músicos de jazz en conjunto de cámara (de ese jazz que nos legaron él y otros como Dave Douglas en los 90) versionando a Wagner frente al Adriático...Se vio como algo sacrílego llevar el carácter germánico a su antítesis emocional mediterránea...Luego vino Mozart, Beethoven, más Mahler... “¡más madera!”...
Imaginación es la palabra que mejor define a Uri Caine, creador libre de mente y de instrumento, capaz de mezclar alta cultura y cultura popular y que, de vez en vez, y ésta sería la tercera, se funde con el piano acústico en un estudio. Las últimas ocasiones que pudimos verle en directo ofrecía un ejercicio sin pausas en el que quedaba expuesto todo el fresco sonoro que va de Mahler a James Brown pasando por Bach, Monk o Ray Charles. Europa y EEUU, el Viejo y el Nuevo mundo con un fondo donde late la música judía (podría ser su mejor disco solo Moloch, Tzadik 2006), Gershwin (y el Tin Pan Alley) y todo el piano de jazz desde Fats Waller a Herbie Hancock.


Confrontación de géneros conjugados en el presente de un repertorio totalmente original, a diferencia de Solitaire (W&W 2000), Callithump mantiene esa estimulante impronta de genio virtuoso que es capaz de ofrecer un festín de muchos sabores y a la vez servir de espejo y síntesis de sus últimos proyectos, en los que hay un mayor peso conceptual. 

Disco exigente, agraciado y renovador, adopta cierto sesgo hacia un sonido contemporáneo, tomando impulso en su escritura y volando  gracias a su proverbial locuacidad improvisatoria. Se distingue así del cariz judaico de Moloch y del surtido de estilos históricos con el que se construyó Solitaire y buena parte de sus recitales a piano en la última década.







08 mayo 2014

OPINIÓN-Marca España


Opinión:
Marca España

No me va el fútbol, pero no puede uno sustraerse del interés social que suscita. Dos equipos de Madrid a la final de la Champions. El fútbol, de nuevo, la mejor carta de presentación de un país... Sube el turismo, clave en nuestra economía de subsistencia. El flamenco, los toros, la playa...Tópicos que funcionan en esta sufrida “marca España” Jesús Gonzalo
Como de la nada, el coyote que perseguía al correcaminos, mic mic, recibía en el desierto ingeniosos artilugios que luego debía montar...“¡Marca Acme!” decía una voz con tono entusiasta. Al final el pobre animal solía despeñarse por un desfiladero y al llegar abajo del todo se escuchaba un “pof”, acompañado de una nubecilla de polvo... Pues la cosa de ¡Marca España! más o menos igual; estamos mal, rematadamente mal, pero vamos a hacer que parezca otra cosa. Día del trabajo... 26% de paro...36% en Andalucía...Fútbol es fútbol...Ahora bien, que si decimos “marca Alemania” también sale el fútbol, las salchichas y la cerveza, y si lo decimos de Italia también hay fútbol, pasta y corrupción, entre un montón de belleza patrimonial, como aquí.


La otra marca España, y no nos cansamos de decirlo nosotros mismos, es la de la envidia, el caínismo y la zancadilla, a no reconocer la valía del semejante salvo cuando ha pasado a mejor vida...Corrupción, despilfarro, retroceso en cultura, caída libre en educación...¡más marca España!, dice la misma voz entusiasta...Tampoco es que venga yo a hacerle el trabajo “sucio” a los nacionalistas y sus paraísos de cartón piedra...La Marca España es también la del país que más dona órganos y la que tiene, además de sol, uno de los mayores niveles de calidad de vida. Al menos esto lo constatan los datos de visitas y las adquisiciones de vivienda de los extranjeros. Otros, de diferentes regiones, regresan por donde han venido ante el panorama...

Pero el panorama tiene momentos en los que el cielo se abre para el regocijo general...Noticia de la semana pasada...Final de la Champions, dos equipos de Madrid...Un éxito que nos recuerda a los de la Selección nacional. Ya está, a olvidar los 3 intentos, tres fracasos, en las candidaturas olímpicas, una pasta invertida...Madrid, la ciudad de los museos...y de la música, ¿Cómo?, ¿de qué música hablas?...De flamenco...Tres festivales de distinta índole, entre ellos un tal ”Suma Flamenca”, auténtico maratón “jondo” y no tan jondo que ofrecerá hasta ¡400 conciertos!..., esto no se ve ni en la cuna del flamenco. Y digo yo, flamenco-turismo, pero si esto es una fórmula revolucionaria!...¿No estás jartito de verla en tu tierra?...Mira lo que va a hacer uno de los padres del festival de Benicássim, que quiere montar otro de flamenco en Pamplona...¡Toma ya!...Y es que los guiris vienen a comer, beber, sol y flamenco, no a meterse en un campo de fútbol por más marca España que se pretenda.

¿Existirá? Me asalta la duda unos segundos mientras tecleo en google el nombre de la campaña...Anda, pues sí, tiene su página web...Y mira quién aparece ahí en primer plano..., ¿Nadal, el joven Marc Márquez en su moto? No, nuestro admirado Paco De Lucía con su guitarra. Más flamenco...Eso me recuerda que en la Feria Jazzahead de Bremen de 2012, dedicada a España y representada mayoritariamente en sus mostradores por agentes catalanes, el concierto estelar lo dio...¡Tomatito! Leo algunas críticas de ese concierto, en inglés...Todo en música va en inglés...Toma marca güena....Jamás han publicado los de ECM ninguna en español, ni en los libretos de sus discos...Como casi todos los sellos. Segunda lengua hablada en el mundo. No contamos para la industria musical, por más que tuviéramos en ella a Paco de Lucía.

Sigo ojeando la web...Veo que si el flamenco es una seña de identidad nacional nacida en Andalucía, esta tierra tiene que aparecer...¡Qué bien!...”Fiestas y tradiciones”, con lo que nos gusta a nosotros un jaleo...Recomendadas la Semana Santa de Sevilla, su Feria, y olé, la Romería del Rocío...Paso a “Patrimonio”. Esa Torre del oro, mi arma, y esa Mezquita a lo grande, y esa Alhambra...Pues sí, vivo en el mejor de los mundos y no me había dado cuenta...Mientras, sigue rondándome lo apabullante de las cifras del flamenco, parece una especie de “Plan Marshall con duende” entre lo de Madrid y Pamplona. ¿Y Pamplona, no aparece? Cómo que no, una foto en grande de un buen toro en San Fermines...Ojo, que también está el Camino de Santiago, la Catedral de Burgos...Porque la página, te satisfaga o no, intenta cubrir un montón de temas, ya sea por ser fiel a la gran diversidad cultural que tenemos y que es nuestro gran activo como país y de paso también para evitar caer en el tópico. Abro varias pestañas dedicadas a la “Empresa”, la “Inversión y el I+D+I”...¿Pero tu dónde habías leído esta misma semana futbolera que el CSIC está al borde de la ruina, tanto como RTVE? ¿Apuestan cuál de los dos organismos no echa el cierre?

Me voy a la pestaña que sugiere música...A ver...”Cine y artes escénicas”, pulso, ¡qué bien, todos juntitos, foto de Almodóvar, Banderas y señora...el premiado Almodovar, el que no puede ver al PP y viceversa, el mejor representante de nuestro cine...¿Qué más...? Teatro de Mérida...los Clásicos, están desterrados de la educación pero ese anfiteatro que no le falte de ná...Más flamenco en la página principal...miro abajo...

Ooooh, no me lo puedo creer...!!! Dice el pie de la foto que observo con asombro...“Cada año, durante el mes de julio, Vitoria-Gasteiz respira jazz. Conciertos, Jam Sessions en bares o música en la calle convierten la ciudad en una pequeña Nueva Orleans”. Así es, el acontecimiento más representativo del jazz en España...y, además, como se celebra en un polideportivo, dirán los cerebros de la cosa, unimos cultura y deporte...¡Goool de España! 


Publicado en Cuadernos de jazz, del 5 al 12 de mayo

02 mayo 2014

MUT trio-3369


MUT
trio

3369 

Miguel Fernández (saxo tenor y soprano), Albert Juan (guitarra), 
Oriol Roca (batería)

Discordian Records 046

3369...tiene que ser algo más que una cifra. Es una serie numérica que esconde -quizá- una regla mnemotécnica: 3+3=6 +3=9...El 3 -trío- como base en un planteamiento aritmético, pero también geométrico: 9/3= 3... Este consolidado grupo, que se fundó en 2009, sorprende desde la primera escucha. En 3369 se alternan piezas cortas con largas en un orden que anticipa un uso narrativo o, por qué no, combinatorio, que es cómo las matemáticas cuentan una historia con algo de azar de por medio.


No vamos a negar, ni creo que sea la pretensión de los músicos, que existen inevitables vínculos de filiación con el sonido y el espacio del histórico de Motian-Lovano-Frisell. Puesto que sería difícil abstraerse a su fuerza gravitaroria con este formato y construyendo sobre un lirismo desvaído y en suspenso, en contraste con un nervio cruzado y metálico. Saxo, guitarra y batería, mil formas de conjugar química y física desde las matemáticas.

Habla MUT de textos literarios al referirse a sus temas, una intención narrativa que parece sujetarse con If I only had a brain, pieza lo suficientemente evocativa (El Mago de Oz, Bill Frisell y Elvis Costello) para posibilitar un inesperado espacio de “realismo mágico” a Jalisco no te rajes...Y es cierto que se aprecia un cierta intención de relato oral traído al mundo más espontáneo de la improvisación, como también sucedía con el trío de Motian en aquél primer disco que tenía -no por casualidad- el literario título de It should have happened long time ago...


Pero esto es sólo el comienzo que sirve para situarnos en lo dicho, en un sonido y un espacio de aperturas y ángulos, de planos y climas, aunque también de líneas que pueden sugerir el lenguaje de Ornette Coleman (la aparición de “folclore” de Jalisco... antes que de standards) o incluso, en esos dibujos trabajos y no evidente en el fraseo, por Lee Konitz. 

Pero la lectura es otra, porque el relato ya no es el mismo, aunque tenga un prólogo conocido. Un grupo a seguir.