INICIO

30 diciembre 2014

TRIO 3 (Oliver Lake, Reggie Workman & Andrew Cyrille) & VIJAY IYER-Wiring

TRIO 3 & VIJAY IYER
WIRING
Oliver Lake (saxo alto), Vijay Iyer (piano), Reggie Workman (bajo), 
Andrew Cyrille (batería). 
Grabado en Nueva York el 14 y 15 de agosto de 2013. 
Intakt CD 233

Entre esta grabación y el esperado, rebuscado y volátil debut de Vijay Iyer en ECM Mutations, distan apenas dos semanas. En ese reducido margen el pianista ofrece dos músicas completamente distintas. De ahí la grandeza del jazz. Amiri Baraka, escritor fallecido recientemente, autor firmante de las notas, vio a este grupo en agosto en el Birdland, antes de que fuera al estudio.

Trio 3 es un triángulo equilátero en el que ninguna de sus partes predomina sobre las demás. Esta figura equilibrada y exacta en sus proporciones permite un círculo dentro de él. Desde el “incentro”, como así se llama geométricamente,  se dibuja dicho círculo, que es ocupado  aquí por un piano (Geri Allen en tres ocasiones, Jason Moran en una), llevándonos irremediablemente a una lectura actualizada del mundo de Cecil Taylor. Para calibrar el valor de esta cita, conviene situar a esta alianza de septuagenarios con unos breves apuntes biográficos. Son historia viva del jazz con raíces profundas en el blues y el free jazz. Y han ejercido de “conspiradores” entre vanguardia y tradición desde finales de los 50 hasta los 70, en la que dio en llamarse “Loft Generation”.

rondoso, intenso y matizado melódicamente por el blues, este trabajo depara pasajes de preclaridad y rigor, de prolongaciones en tiempos latentes, con baladas que no lo parecen, una construcción aristada que permite ritmos del proto funk

Oliver Lake (1942) ha tocado con Julius Hemphill (World Saxophone Quartet) y con Anthony Braxton en París en 1974, fundó antes el Black Artist Group (1968), cuando la AACM también echaba a andar. Reggie Workman (1937) acompañó a Monk, Coltrane, Jazz Messengers, Max Roach, Mal Waldron, y también fue a París, aunque sólo coincidió con Lake entre el 86 y 87. Pero sí lo haría con Andrew Cyrille (1939) en la banda de Carla Bley una década antes. El baterista es la conexión directa con Cecil Taylor desde 1964. Formó parte de los grupos de Walter Dickerson, Grachan Moncur III y Ronald Kirk. También pasó, como sus compañeros, por París.

Sin referencias de los encuentros previos antes citados con otros pianistas, hay que resaltar la solidez y frescura de esta música. El valor de contraste con la historia y el presente que refleja. El poder para integrar ángulos de creación libre, avance atonal y estructura. Fuera de formalismos entre acompañamiento y líneas melódicas, desde la misma base con la que conforma un trío de saxo, Wiring (cableado en inglés) es justamente una expresión rotunda entre exploración de conjunto y composición (se pidió una original a cada miembro para la ocasión).

Frondoso, intenso y matizado melódicamente por el blues, este trabajo depara pasajes de preclaridad y rigorde prolongaciones en tiempos latentes (Cyrille con Horace Tapscott en The Dark Tree), con baladas que no lo parecen, una construcción aristada que permite ritmos del proto funk. Todo un ejercicio de inteligencia e intensidad propio de unir sabiduría y  frescura. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada