INICIO

09 febrero 2014

COLIN VALLON-Le vent



Colin Vallon Trio
 Le vent
Colin Vallon (piano) Patrice Moret (contrabajo) Julian Sartorius (batería)

ECM

Suiza es un territorio privilegiado cuyo relieve, hermosamente tapizado por tupidos bosques, está conformado por la imponente cordillera montañosa de los Alpes. Queda así distribuido entre montañas, mesetas con lagos y grandes valles. Hay un viento llamado bise que sopla los primeros seis meses del año, dicen que invariablemente lo hace durante 3, 6 o 9 días, y que cruza de noreste a oeste el país cubriendo el Lago de Ginebra y su parte francófona.

Vallon (que ha tocado con Tom Harrel, Kenny Wheeler o Nils Wogram y lidera el grupo de la cantante albanesa allí afincada Elina Duni) nació en Lausana en 1980 y titula este trabajo “el viento”, fenómeno atmosférico que lo primero que sugiere es movimiento, justo el motivo que este trío -fundado en 2004 y que cambia de percusionista- parece querer detener. No genera música estática pero esa es la sensación que produce este planteamiento hecho de elementos pequeños que se repiten en cadencias lentas y minúsculas, matizadas por ornamentales juegos tímbricos en los distintos instrumentos y un abuso de los espacios contemplativos con la respiración abierta del pedal sostenido.


Grabado en el mítico Rainbow Studio por el legendario Jan Erik Kongshaug, Le Vent marca una diferencia sustancial con los directos del grupo y se distancia del anterior trabajo publicado en este sello Rruge (2011) y más aún de su puesta en escena con Ailleurs (2006, hatOLOGY). Un enfoque comprimido inducido por el pop, que ha introducido como el polaco Wasilewski en su repertorio versionando a Björk y The Camberries, y una, eso sí, muy cuidada pulsación basada en acentos, respiraciones amplias y muy contados tratamientos sobre las cuerdas, con el añadido de un trabajo en percusión y contrabajo que crean atmósfera y vertebración del desplazamiento, inducen a una escucha contemplativa e idealizada pero aburrida, salvo por el estimulante Pixels (en línea con The Necks) y ese boceto inconcluso con el que se cierra el disco.

El oyente, si quisiera ser invadido por un insistente pensamiento nostálgico, podría imaginar, en el mejor de los casos, estar frente a uno de esos valles, viendo pasar el invierno empujado por el leve movimiento de ese viento del norte llamado bise...


PHOTOS BY NICHOLAS MASSON

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada