INICIO

17 abril 2013

DAVID BYRNE & BRIAN ENO My Life in the Bush of Ghosts



My Life in the Bush of Ghosts

Este visionario trabajo debe entenderse como la culminación de un largo proceso de creación en el que la experimentación traída a los estudios de grabación por Brian Eno se fundía con primera vez con rock de David Byrne (Talking Heads), incorporando mensajes de otras culturas (Fourth World) e instrumentos no convencionales
El carácter visionario de esta obra, cuyo título se extrae del libro homónimo de Amos Tutuola, reside en su capacidad aglutinadora. Grabación posterior al Low de David Bowie, fruto de una dilatada labor de producción en estudios de San Francisco y Nueva York, entre 1979 y 1980, y publicada finalmente en 1981, My Life in the bush of Ghosts debe entenderse como la culminación de un largo proceso de creación en el que la experimentación y la tecnología se vincularon de manera única al rock (al art rock de David Byrne, Talking Heads o Tom Tom Club, que  ya se hacían con la escena neoyorquina; por otro participan Bill Laswell en el bajo y Robert Fripp en los arreglos), cuestión que venía gestándose a lo largo de toda la década de los 70 y que se implantaría en los 80 en tratamientos de electrónica analógica. 




Gracias a grabaciones de campo y radiofónicas, en este disco, además, se introduce el elemento técnico de la cinta o tapes que Eno ya había ido aplicando en sus trabajos con Roxy Music o en propios como Another green world (75) y Discret music (75). Esas grabaciones de voces (perfectamente detalladas en su autoría en el libreto) sirven de mensaje principal (repetido, entrecortado, secuenciado) al discurso que se sostiene en un grupo instrumental polivalente y atípico (uso de objetos como cajas de cartón y otros metálicos), cuya funcionalidad y sonido resultante en estudio (jamás llevada al directo) hace olvidar todas las formaciones de su época. 

Entre bajos, guitarras y sintetizadores (la base usada por el tándem Eno/Byrne) figura una nutrida sección de percusiones (muchas marroquíes otras simples objetos) que no sirve al exotismo sino de la que también emana, ondulantes y misteriosos, el concepto de fusión viajera vehiculado por la tecnología occidental.














          Colaboraron como productor y líder en Talking Heads en varios discos fundamentales a principios de los 80,  luego sus carreras se separaron. En 2008 Eno y Byrne, en conmemoración del 30 aniversario de este trabajo, lo reeditaron (imagen superior derecha)

Ese mensaje a la vez ancestral e iluminado de las voces, evitando que Byrne y Eno como cantantes actúen en el mensaje con letras escritas, contrapone, con la justa intención de representar el peligro de los fanatismos religiosos, cánticos y sermones del Sur de los Estados Unidos (el predicador evangelista en Come with us; el reverendo Paul Morton en Help me somebody) como de imanes o cantantes musulmanes del Líbano (Dunya Yusin, acaso la voz que más vivamente se ha instalado en la memoria de este disco en Regiment), Argelia (el colectivo religioso en Qu`ran) y Egipto (la cantante popular Samira Tewfik en A secret life). 


Ya casi hacia el final, en Mountain of leedles, el vigor instrumental, a veces crispado por voces que anuncian la Salvación y la acumulación de fuentes, se relaja, se hace más espaciado y reflexivo, acercándose a los planteamientos que Brian Eno ya barajaba en sus piezas ambientales (las Ambient Series, entre 1978 y 1982, entre Music for Airports y On land).

Colaboraron como productor y líder en Talking Heads en varios discos fundamentales,  luego sus carreras se separaron. En 2008 Eno y Byrne, en conmemoración del 30 aniversario de este trabajo al que las presiones integristas acabaron sesgando uno de sus cortes en su reedición dos años antes, se volvieron a encontrar en Everything that happens will happen today, disco enfocado sorpresivamente hacia cierto gospel-folk-sideral que, pese a su madura orginalidad, carece de la fuerza expresiva y del valor de avance de esta obra maestra cuya escucha sigue sorprendiendo por su frescura y vigencia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada