INICIO

26 agosto 2012

CHES SMITH-Congs for Brums

Ches Smith`s Congs for Brums



Psy-chopredictions



Ches Smith 
(bat, perc, vibes, elec.)
Preposterous Bee Music. BMI



Es uno de los bateristas del momento, sobre todo desde que es miembro del Snakeoil (antes Totopos) de Tim Berne y de grupos como el cuarteto de Darius Jones, Mary Halvorson y Marc Ribot, además de otros proyectos que le llevan hasta la costa Oeste (Orphic Machine de Ben Goldberg), se le puede ver siempre involucrado en proyectos avanzados. En Congs for Brums, sesión en solitario que viene haciendo desde finales de los noventa cuando residía en el área de San Francisco, nos plantea un trabajo en solitario en el que vemos reafirmada la idea suya de extender la gama y el volumen de su toque ampliando su espectro sonoro con instrumentos en su dimensión acústica y electrónica.

Este disco-set así definido ya muestra en su título una nada oculta afinidad con un trabajo conceptual previo cercano al pop. No olvidemos que en ciertas escenas jazzísticas como en las que se desenvuelve Smith o Eivind Opsvik o Matt Bauder el tratamiento melódico, refinado y de perfiles difuminados por planteamientos contemporáneos que van del pop a la música atonal o el ruidismo, se ve matizado por esquemas sencillos y repetitivos con tratamientos miniaturistas y de error digital traídos por la electrónica y cierto gusto retro por las cajas de ritmos. Ejemplo de todo ello son los trabajos de Opsvik & Jennings al que se apunta Smith desde una perspectiva, claro está, menos melódica y onírica y más percusiva y matérica.

Psy-choprediction nos sitúa en el presente de una creación que no entiende de fronteras de estilo: ¿acaso alguien se las pedía a Naná Vasconcelos o a Pierre Favre ya desde mediados de los años 70? Nada que ver con aquello, aunque sí es necesario afirmar que Smith juega con cierta ventaja usando la electrónica a diferencia del trabajo, muy en boga en el sello ECM en los 80, de usar técnicas de sobreexposición que aquí, se insiste, no han hecho falta. 


Así pues, el enfoque es de un set pensado para el directo que queda distribuido en tres temas sin interrupción alguna, en el que el trabajo electroacústico, con mayor o menor masa, el toque levitante del vibráfono y las secuencias de cajas de ritmos y errores digitales se van sucediendo. Lo llamativo de todo ello, cómo consigue ser musical y crear sentido melódico usando tambores. Curioso.



22 agosto 2012

BRASIL1990-2000: La década en la que nos dejó Jobim


BRASIL MUSICAL
1990-2000 

LA DÉCADA EN LA QUE NOS DEJÓ JOBIM

Brasil no será lo mismo después de la muerte de Antonio Carlos Jobim, uno de los pilares creativos de la música popular brasileña de este siglo junto a los nombres de Villa-Lobos, Vinicius de Moraes y Pixinguinha. Con él nació y creció la bossa nova, allá a finales de los 50, y con ella todo un paisaje musical, cinematográfico y turístico que descubría a Brasil ante el mundo.  

A lo largo de esta década han sucedido muchas cosas en el siempre fértil panorama musical brasileño: Marisa Monte se convierte en la voz femenina más importante; su amigo, Carlinhos Brown, se erige como el gurú musical del futuro más popular, ambos coincidieron en el proyecto Tribalistas. El nordeste de Brasil es una caldera de donde no dejan de salir artistas con una creatividad increíble, entre ellos el pernambucano Lenine. Como en otros tiempos, la juventud se divide entre venerar la herencia musical, intentar asumirla y avanzar o dar la espalda a la tradición, entre los que suscitaron esa controversia Chico Science. 

A los cinco años de su desaparición, se realizan innumerables tributos a la memoria de Jobim desde ámbitos musicales muy distintos,  cabría hacer mención especial a los llevados a cabo desde el sello de jazz Verve y especialmente el del saxofonista de jazz Joe Henderson. Caetano Veloso publica varios trabajos antológicos, empezando por el dedicado a la música latinoamericana en español con Fina Estamoa, que luego fueron registrados  en directo, contó para ellos que cuentan con el apoyo del chelista Jacques Morelembaum. 


La música electrónica empieza a estar cada vez más presente entre los ritmos típicamente brasileños, el recopilatorio Red Hot + Rio da fe de ello; grandes nombres de Brasil fijan o mantienen su residencia en el extranjero como Vinicius Cantuaria mientras que otros como Arto Lindsay devuelve desde Nueva York, como artista y productor, su deuda con la música bahiana. 

La música brasileña en general vive otra época dorada, ya queda lejos la década de los 60 y de la bossa nova aunque aún se sienta su influencia. A grandes rasgos, éste podría ser un somero balance de una realidad en constante movimiento, de un país enorme con una riqueza musical que reúne las culturas de tres continentes: América, Europa y África.


Música popular brasileña (MPB)

ARTO LINDSAY: -O CORPO SUTIL-RYKO/NUEVOS MEDIOS 1996

CAETANO VELOSO: -CIRCULADÔ VIVO-POLYGRAM 1992
CAETANO VELOSO: -FINA ESTAMPA AO VIVO-VERVE WORLD 1995
CARLINHOS BROWN: -ALFAGAMABETIZADO-EMI 1996
CHICO CÉSAR: -AOS VIVOS-VELAS 1995
CHICO SCIENCE & NAÇÂO ZUMBI: -DA LAMA AO CAOS- SONY 1994
GUINGA : -DELIRIO CARIOCA-VELAS 1993
IVAN LINS: -ANJO DE MIM-VELAS 1995
JOÂO GILBERTO: -JOÂO-POLYGRAM 1991
LENINE E SUZANO: -OLHO DE PEIXE-VELAS 1993
MARISA MONTE: -GREAT NOISE-EMI 1996
VARIOS: - RED HOT + RIO- ANTILLES /VERVE 1996
VINICIUS CANTUÁRIA: -TUCUMÂ-VERVE 1999
ZIZI POSSI: -VALSA BRASILEIRA-VERVE 1999

Música instrumental


EGBERTO GISMONTI GROUP: -MUSICA DE SOBREVIVÊNCIA- ECM 1993

HERMETO PASCOAL E GRUPO: -FESTA DOS DEUSES- POLIGRAM BRASIL 1992
JOE HENDERSON: -DOUBLE RAINBOW- VERVE 1995
NANÁ VASCONCELOS: -STORYTELLING-HEMISPHERE/EMI 1995
VARIOS: -VIOLÔES (PROJETO MEMÓRIA BRASILEIRA)- CGC 1991
WAGNER TISO: -AO VIVO COM RIO CELLO ENSEMBLE- JAZZMANIA RECORDS 1995




JOÂO GILBERTO -JOÂO-
POLYGRAM 1991

Habían pasado 13 años desde que publicara su último trabajo. Joâo Gilberto, uno de los genios de la bossa nova junto a los nombres de Antonio Carlos Jobim y Vinicius de Moraes, reaparecía en los escaparates de las tiendas de discos de todo el mundo, todo un acontecimiento. La espera mereció la pena, como no podía ser de otra manera. 

Guitarra en un plano algo desfasado de tiempo respecto de la melodía, la voz acariciadora y natural, como en una conversación, ritmo con imperceptibles modificaciones, el abc de un ritmo que con el maestro de Juazeiro, Bahia, alcanza grados de sensualidad y lirismo únicos.

Joâo está grabado en dos partes: el maestro se dirigió a un estudio en Río y grabó acompañado sólo por su guitarra; la parte orquestal (cuerdas y vientos), para cuyos arreglos Joâo Gilberto eligió a Clare Fisher, se grabó en Los Angeles. Canciones rescatadas de los recuerdos y la memoria como Málaga (en Italiano), Una Mujer (en castellano), You do me something (de Cole Porter, en inglés), Que reste-t-il de nos amours (en francés), todas pasadas por el tapiz aterciopelado y lujoso de este genio; en cuanto al repertorio brasileño, hay perlas como Siga, Rosinha, Palpite infeliz e incluso una preciosa versión del Sampa de Caetano. Un reencuentro celestial. Imprescindible.

ARTO LINDSAY -O CORPO SUTIL-
RYKO 1996

Primera entrega de una serie de trabajos en los que este imprescindible músico y productor neoyorquino-bahiano, dejando a un lado los sonidos estridentes y metálicos de su guitarra, reinventa la bossa-nova de finales de los sesenta añadiendo pinceladas futuristas. Colaboraciones de lujo: Vinicius Cantuaria, Nana Vascocelos, Ryuichi Sakamoto, Brian Eno, Bill Frisell, Joey Baron, Marc Ribot...

Voz lánguida y dubitativa, la Lindsay, entre los sonidos embriagadores de la bossa abrazados por la más fina tecnología. Temas de corta duración e intensísima audición. Pasado que se lleva al futuro. Presente que se inmortaliza a cada escucha. Delicadeza, finura y sofisticación. Visionario.


CAETANO VELOSO 
-CIRCULADÔ VIVO-
POLYGRAM 1992



Generosa demostración, en contenido y en ideas, de que Chico César puede estar equivocado cuando mantiene en una de sus canciones que "Caetano (y Gil) está viejo". El de Santo Amaro es mucho artista para frivolizar de sea manera una carrera que siempre se ha desarrollado entre criterios de calidad, originalidad y riesgo; menos aún si cabe en los fructíferos noventa. Maravilloso - cabría decir, tal vez, que histórico concierto- el que queda registrado en disco - y en vídeo- de la continuación del anterior trabajo Circuladô.

Excelente acompañamiento instrumental encabezado por el imaginativo y certero Jaques Morelembaum, un chelista con un protagonismo nada discreto en esta década, que se amolda con suficiencia apabullante a un repertorio inagotable en su variedad. Caetano también se reserva unos esperadísimos espacios íntimos con su guitarra, además de compartir un tango a dúo con Morelembaum. Circuladô vivo – primero de la trilogía de conciertos editados en estos diez años- es un documento sonoro riquísimo en su variedad formal, en ritmos, melodías, músicas y mensajes. Se subliman clásicos que van desde Jobim y Vinicius (Chega de saudade), Gardel (Mano a mano), Bob Dylan (Jokerman), Djavan (turbadora la versión de Oceano), Ary Barroso (Quando eu pensa na Bahia) o el mismo Michael Jackson en un impresionante medley (black or white -americanos) a temas del presente compuestos por Caetano (ItapuâCirculado de Fulò,recogidos en el Circuladô de estudio) y de un esplendoroso pasado ( Voce e lindaSampa...). Lo mejor, si no lo tienes, es ir lo antes posible a comprarlo sin perder un segundo.


CAETANO VELOSO 
-FINA ESTAMPA AO VIVO- 

VERVE WORLD 1995


El gran mural con inspiración indígena del mejicano Diego Rivera, que sirve de marco para este concierto que tuvo lugar en el Metropolitan de Rio, en Septiembre del 95, ilustra doblemente el concepto y las fuentes culturales que Caetano ha elegido para desarrollar en toda su plenitud el trabajo anterior, Fina Estampa. Como ya hiciera en su espléndido Circulado Vivo, el de Santo Amaro se acompaña nuevamente del maravilloso chelista y extraordinario músico Jaques Morelembaum y de gran parte de la base rítmica que participó en su anterior proyecto en directo; además se refuerza el contenido musical con una orquesta de cuerda cuyos fantásticos arreglos –como ya ocurriera en el Fina Estampa de estudio- corren a cargo de Morelembaum.

En total 17 canciones, en su mayor parte tonadas latinoamericanas de toda la vida, que Caetano escuchó en su infancia y que reinterpreta de la forma en la que sólo él puede hacerlo. Aparecen Contigo en la distanciaLa BarcaVete de míAy amor... todas ellas muy recomendables para los que quieran sumergirse en una melancólica escucha tras una pérdida amorosa, para los desengañados, o simplemente para disfrutar de esas viejas canciones de amor intemporales. En el repertorio brasileño destacan la magnífica versión de Haiti (más rica en matices que la contenida en Tropicalia 2, junto a Gil),Voce Esteve (de Joâo Gilberto), Labios que beijeiCançao de amor y repite Itapua (ya recogida en los dos "Circulados"). Hermoso mosaico de un continente, donde las canciones más emotivas son aquellas en las que Caetano canta acompañado sólo por su guitarra. Un acariciador regalo para nuestros oídos y nuestros corazones.



ZIZI POSSI -VALSA BRASILEIRA-

VELAS 1994

Voz cristalina y cautivadora arropada por unos músicos impresionantes para recrear de forma exuberante deliciosas composiciones que revisan el repertorio de toda una vida: Pixinguinha y Vinicius de Moraes, Edu Lobo y Chico Buarque, Djavan y Buarque, Jobim y Vinicius, Gonzaguinha, Gilberto Gil...Temperatura oscilante entre la calidez aterciopelada, el sosiego melodioso y la intensidad rítmica. Pianos luminosos, percusiones evocadoras, saxos refinados y una voz increíble. Un disco elegante y multicolor.



LENINE E SUZANO
 -OLHO DE PEIXE- 
VELAS 1993

Habría que hacer una selección aparte para las excelentes producciones aparecidas esta década sólo en el nordeste de Brasil. De cualquier modo, este Ojo de pez del pernambucano Lenine a dúo con el excepcional percusionista Marcos Suzano hubiera sido elegido en todas las que se hicieran. La primera impresión que se siente al escuchar cualquiera de los cortes de este disco es "¿existe de verdad esta música?". 

Por supuesto. En estado de gracia con referencias al pasado, al mestizaje y a contenidos futuristas que se apoyan en el rock, funk, jazz... pero lo mejor de todo esto es que las influencias, estando ahí, son apenas perceptibles. Dos apoyos instrumentales, que se hacen infinitos y telepáticos en su materialización, como guía imprescindible: voz irremediablemente melodiosa y rítmica, se apoya en la guitarra, o viceversa, y se deja acompañar por un caudal inagotable de ideas frescas que salen de la percusión. También hay instrumentos invitados a este festín vital, hermoso y hechizante: teclados, saxo soprano y guitarra eléctrica. Once temas de gran intensidad melódica y rítmica, riqueza incombustible de ideas. Alquimia veraz, magia sonora y embrujo auditivo. Un goce absoluto de cuerpo y alma.



MARISA MONTE -GREAT NOISE-
EMI 1996


Trabajo dividido en dos partes que repasa diez años de carrera: se recuperan algunos de sus temas más conocidos en directo - su primer disco fue también en directo- y se añaden siete nuevas composiciones –la mayoría compuestas por su amigo Carlinhos Brown- registradas en estudio. Este disco con sensuales imágenes en su portada e interiores –aunque esto causó algunos problemas con la censura- es un excelente e inestimable testimonio de la más grande diva de esta década.

Disco, también, de transición por mirar al pasado y al futuro. Grandes temas incluidos originariamente en los espléndidos Mais (91) y Cor de rosa e carvâo (94) como De noite en la cama, Segue o seco, Beija eu, Ainda Lembro, Ao meu redor... dan una idea del potencial de unos directos que al menos en nuestro país estuvieron, por desgracia, acompañados de problemas técnicos. Marisa Monte - joven promesa a finales de los ochenta descubierta por Arto Lindsay (productor de todos sus discos)- es hoy una figura relevante en la MPB que ha sabido actualizar la tradición musical brasileña, de la que es una auténtica devota, sobre todo de los "tropicalistas", aprender de la enorme herencia musical de sus ídolos de toda la vida (brasileños o no) y mirar hacia el futuro. Hasta la fecha, mientras esperamos su próximo proyecto (salvando sus labores de producción para Carlinhos Brown), esta es la última prueba que da fe de la voz femenina más influyente en los noventa.

Se recomienda completar con las voces que repuntaban a finales de los 90 como de Virginia Rodrigues, Daúde, Rita Ribeiro, Silvia Torres o Fernanda Abreu.



                            Cazuza


VARIOS - RED HOT + RIO-

ANTILLES /VERVE 1996


La Red Hot Organization -que se creó a finales de los ochenta para luchar contra el SIDA- viajó hasta Brasil con la finalidad de concienciar a una sociedad que aumentaba peligrosamente el índice de seropositivos. Nada mejor que la música para esta inestimable labor, nada mejor que un disco que reunía a artistas del país tan variopintos como Gilberto Gil, Chico Science, Airto Moreira, Fundalata, Milton Nascimento, Joâo Gilberto, Marisa Monte y David Byrne, la voces de Caetano Veloso y Cesaria Evora acompañadas de Ryuichi Sakamoto.


Lo sorprendente de este desinteresado proyecto es la atrevida propuesta de fundir ritmos brasileños con la electrónica de grupos pop occidentales sin experiencia previa en estos encuentros. Aparecen así Stereolab con el flautista Herbie Mann, Everything But The Girl, el remezclador y Dj Mad Professor o la cantante de moda justo en ese verano del 96, Crystal Waters, haciendo suya un The Boy of Ipanema. También colaboran en este proyecto dos estrellas internacionales de la música: George Michael hace un dúo con Astrud Gilberto y Sting acompaña al genio malogrado de A. C. Jobim. Una propuesta diferente, atrevida, donde la bossa inspiradora de Jobim toma cartas en un serio asunto: la lucha contra el SIDA que representa en su propias carnes el testimonio último del cantante Cazuza (en la foto superior) acompañado de Bebel Gilberto, con el que se cierra este mensaje. El VIH tiene en este disco un colorista y fecundo antídoto musical.



VINICIUS CANTUÁRIA -TUCUMÂ-
VERVE 1999


Si a la bossa le quedaba alguna inocencia después de proyectos benéficos como el de Red Hot + Rio o las remezclas de Dj`s neoyorquinos, Vinicius Cantuária ha conseguido abrir con sus trabajos (éste es el tercero) y las destacadas colaboraciones en las que ha intervenido nuevos caminos inexplorados en esta música. En Tucumâ se hace acompañar de ilustres de la vanguardia, sobre todo del downtown neoyorquino: Lauire Anderson, Arto Lindsay, Naná Vasconcelos, Sean Lennon... sobresaliendo sobre las demás participaciones las de Bill Frisell y Joey Baron.



Arreglos de cuerda y metales iluminados, cautivadores y esquivos, incorporación brillante de elementos decorativos electrónicos (samples). Guitarra, percusiones y voz de Cantuaria fluyendo libres y cadenciosas entre un concepto de la bossa fiel a su sensual y armoniosa idea primigenia de melodía, letra y ritmo, pero aquí dotada de un "pecaminoso" espíritu innovador y una saudade de futuro más que de pasado. Tucumâ es una excelente muestra de por dónde puede ir la bossa del siglo que ya se nos echa encima.




CARLINHOS BROWN

-ALFAGAMABETIZADO-

EMI 1996


Miembro fundador de ese famoso colectivo bahiano llamado Timbalada y hacedor de proyectos neoyorquinos junto a jazzmen en Bahia Black, Carlinhos Brown es uno de los mayores talentos de esta década. El apellido, aunque pudiera parecer que lo toma de uno de sus ídolos, el padre del soul James Brown, la verdad es algo más cruda (los turistas blancos llaman brown –basura- a los niños negros), la vestimenta estrafalaria y cósmica la comparte con Chico César, las ideas musicales parten de la fértil, poderosa y colorista percusión de su ciudad, Salvador de Bahía, y se extienden sin fronteras por todo el mundo. Deslumbrante abedecedario musical que va desde principio (Alfa) a fin (Omega) inventando modos nuevos sobre cimientos negroides brasileños. Soul, rock, reggae, funk, jazz,... hasta donde la vista que alcance, partiendo de maracatúforro o baîao.


Aparecen colaboraciones de la importancia de Caetano Veloso, Marisa Monte, Gal Costa, Gilberto Gil, entre otras; producción luminosa a cargo de Arto Lindsay y Wally Badarou. Audaz, visionario, trepidante, delicado, música imprevisible, heterodoxa y cosmopolita. Un precedente que descubre una tierra labrada sobre negritud africana llevada a las costas de nordeste brasileñas, que remonta el continente pasando por el Caribe y Norteamérica y que atraca en un "puerto" desconocido, único.



CHICO CÉSAR: -AOS VIVOS-

VELAS 1995

Registro para la posteridad de los años noventa del espléndido concierto que un desconocido Chico César dio en Sao Paulo en el 94. Financiado por él mismo (1.500$), este concierto firmado casi en solitario en todos sus temas emana una asombrosa riqueza rítmica y melódica. La guitarra y la voz son los únicos elementos que utiliza César como recurso, por ello debe ser destacado la complementaridad entre ambos, la naturalidad en cómo se enredan y se desenredan los mensajes contestatarios y dadaistas de las letras con la arrebatadora tensión rítmica de las cuerdas de la guitarra. 

Lírica recitada- influencia de Veloso, aunque " Veloso esté viejo", dice en una de sus letras-, pasión por los ritmos africanos –admira a Salif Keita-, sonidos tropicales (reggae). Virtuosismo instrumental carnoso, embriagador lirismo y onomatopeyas cantadas con un vértigo que reinventa una lengua africana. Ritmo, poesía, improvisación, una guitarra y mucho que decir.

Destacar temas - casi himnos- como ClandestinoMama AfricaBenazirÁ primera vista... No puede existir un comienzo en estos diez años tan humilde en su producción y tan sublime en sus resultados.








CHICO SCIENCE & NAÇÂO ZUMBI 
-DA LAMA AO CAOS- 
SONY 1994



En el mes de febrero del 97 un accidente de automóvil acabó con la vida de Chico Science, máximo representante de toda una generación con una manera contestataria e inconformista de entender la vida, la música y la cultura en un país como el Brasil de los noventa. 

Ideólogo de una juventud que vive desengañada en las grandes urbes brasileñas, Science y su grupo - con el pesimista nombre de La Nación Zombi- en este su primer trabajo de desesperanzador título - del fango al caos- el rock y los ritmos de la percusión del nordeste se unen a unas letras contestatarias, extremistas y nada asépticas, todo lo contrario, hundidas en el fango. Rock progresivo, catártico y mestizo. Por descubrir aún por estos lares, seguro que sorprende tanto a los amantes del rock como a los de la música "tradicional" brasileña. 


Ritmos  de percusión hipnópticos, guitarras contaminadas por el funk y el trash metal, lengua afilada más cercana a la verborrea del rap que a los mensajes de los viejos rockeros...Un frondoso árbol, crecido entre polución e injusticias, truncado para desgracia de la música.






GUINGA -DELIRIO CARIOCA-

VELAS 1993


Hay casos en la historia de la MPB de artistas cuya profesión nada tenía que ver con la música, y, en cambio, lo que un día tan sólo fue una vocación se convirtió en el centro de sus vidas, dedicándose a ella por entero con resultados sorprendentes. El ejemplo más llamativo y famoso es el de Vinicius de Moraes, todo un diplomático al que le aburrían las embajadas. Guinga es un artista que siendo un buen dentista un día pensó que debía prestar mayor atención a la música, su pasión. Con esta decisión todos salimos ganando. Él fue la causa que motivó a Ivan Lins para fundar el sello independiente Velas: el dentista profesional ensombrecía al músico que no encontraba apoyos en las multinacionales.


Si en los ochenta una de las colaboraciones codo con codo más fructíferas fue la de Joâo Bosco con Aldir Blanc, en los noventa el tandem se llama Guinga-Aldir Blanc. Ambos son las dos caras de una moneda de valor incuestionable como es este trabajo (muy recomendable también el siguiente Cheio de dedos). No es música fácil de asimilar en las primeras escuchas, pero los buenos discos, los que al principio no entran, luego son los que más acaban gustándote. Melodías nítidas e ingrávidas, de una calidad y originalidad que atrapa; erudición en las composiciones, en los arreglos y en las interpretaciones. Otro factor importante es el apoyo que recibe la espléndida voz y la maravillosa guitarra de Guinga en las colaboraciones, los créditos no tienen desperdicio: Djavan, Lucía Helena, Zé Nogueira, Nico Assumpçao, Marcos Suzano, Jaques Morelembaum, Leandro Braga, Quinteto Villa-Lobos... Música exigente y refinada, hermosa y poética.


IVAN LINS -ANJO DE MIM-

VELAS 1995


Su nombre ha estado ligado a grandes de la música internacional: desde Ella Fitzgerald, George Benson o Lee Ritenour a Terence Blanchard y Chucho Valdés. Su mayor logro en los noventa ha sido fundar la discográfica independiente Velas, donde en estos diez años se han producido joyas como el debú de Chico César o el dúo de Lenine y Suzano, sin olvidar a quien provocó con su música, rechazada en los despachos de las grandes multinacionales brasileñas, que se decidieran a editarlo por su cuenta, se trataba de Guinga. 

Ivan Lins sigue contando con su letrista desde hace veinticinco años, Victor Martins, para este disco de sereno y suntuoso palpitar. Intervienen en este reconfortante trabajo valores de la talla de Cesar Camargo Mariano, Paulo Braga, Sylvio Mazzycca Jr, etc, bajo la brillante producción y arreglos de cuerda para la orquesta de Eduardo Gudin. Música de gran riqueza melódica y rítmica, lirismo y armonía.






HERMETO PASCOAL E GRUPO

 -FESTA DOS DEUSES- 
POLIGRAM BRASIL 1992


Miles Davis le llamó el "Albino loco..." Música exuberante, futurista y primitiva, con mensajes elocuentes y onomatopéyicos. Vertiginosa erudición tanto en el uso de instrumentos convencionales como en los inverosímiles. Excentricidad bajo control. 

Música de imposible catalogación, de vitalidad y energía inagotables. Creatividad tan apegada a la naturaleza virgen como a los suburbios de Río de Janeiro. 


El creador del célebre Quarteto Novo se hace de rogar en sus apariciones discográficas, pero su llegada es eso, una aparición. Una locura genial.








                                                            
JOE HENDERSON
-DOUBLE RAINBOW - 
VERVE 1995

Con el trabajo a trío del guitarrista Toninho Horta (con Gary Peacock y Billy Higgins) en Once I loved, es posiblemente uno de los mejores en el muy frecuentado encuentro de Brasil con el jazz. 

Henderson se anticipó a los interminables - aunque justos- discos- homenajes que llegaron tras la muerte de A.C Jobim. En realidad no fue pensado como un tributo: el veterano saxofonista de jazz pensaba contar con su entrañable amigo carioca en este trabajo; pero no pudo ser. Henderson tuvo la brillante idea de reunir a dos formaciones distintas para interpretar con ellas clásicos de Jobim como Felicidade, Once i loveTristeBotoChega de saudade... hasta doce. 



La primera integrada por destacados músicos brasileños cercanos al jazz (Eliane Elías, Oscar Castro Neves, Nico Assumpçao y Paulo Braga), la segunda, norteamericana, eminentemente jazzística (Herbie hancock, Jack DeJohnnette y Christian Mc Bride); la una aportando el sentimiento de saudade, y la segunda, más vigorosa que tensa, buscando el camino más corto entre los paisajes musicales de las ciudades de Río y Nueva Orleans. Una perspectiva respetuosa y fértil que enriquece la herencia de Jobim desde la visión del sonido sereno, maduro y pleno de Henderson.





EGBERTO GISMONTI  GROUP 

MUSICA DE SOBREVIVÊNCIA- 
ECM 1993


Con este intachable trabajo se puso broche final a la enormemente fértil colaboración que reunió Gismonti en su cuarteto. Con la partida del sutil y siempre sorprendente chelista Jaques Morelembaum, para ofrecer sus inestimables servicios a Caetano Veloso, la herencia de este cuarteto se reduce a dos discos con el no menos espléndido Infância

La genialidad compositiva de Gismonti - puesta al servicio de su virtuosismo sin igual en piano y guitarra- alcanza cotas inexploradas en una música que no sólo ayuda a sobrevivir, sino que conmueve por igual en sosiego, alegría y pasión. Entre temas más o menos cortos, enérgicos o serenos, existe una suite larga (Natura, festa do interior) donde el esplendor orquestal amazónico del de Carmo no tiene límites. Formación histórica, conjunto de ensueño, para interpretaciones iluminadas y partituras llenas de vida. Música intensa, lírica y colorista. Gismonti no admite comparación ni como intérprete ni como compositor; ésta obra es, sin duda, una joya que cierra un ciclo con esta formación insuperable.





NANÁ VASCONCELOS
 -STORYTELLING-
HEMISPHERE/EMI 1995

Mucho más conocido por sus innumerables y determinantes colaboraciones en las dos últimas décadas, es necesario sumergirse en su personalísimo mundo para descubrir otros paisajes. Ambientes vírgenes, memoria infantil, decoración indígena, Vasconcelos - maestro de toda una escuela de percusionistas- se mimetiza en toda una selva de sonidos y ritmos abriendo nuevos caminos para la música apegada a la tierra. Instrumentos típicos del nordeste, teclados orquestados entre la frondosidad instrumental, percusiones animadas, su inseparable berimbau y su voz es todo lo necesita Vasconcelos para contarnos historias únicas. 

Para perderse en él.






VARIOS: -VIOLÔES (PROJETO MEMÓRIA BRASILEIRA)- 
CGC 1991



Incomparable muestra de la calidad y variedad que atesora el Brasil de hoy en las manos de sus mejores guitarristas. Desde el Dúo Assad a Helio Delmiro, Egberto Gismonti, Ulisses Rocha, Marco Pereira, Heraldo do Monte, Rafael Rabello, Carlos Barbosa Lima... así hasta diecisiete cortes de otras tantas interpretaciones distintas, la mayoría, para añadirle valor histórico, están grabadas en directo. Clásico, atrevido, tradicional y folclórico, de todo ello hay en su interior.

 Absolutamente imprescindible para comprender la riqueza, creatividad y capacidad musical del instrumento brasileño por excelencia, y también para confirmar porque técnicamente son de los mejores del mundo. Una obra intemporal, un proyecto histórico.



Marco Pereira



WAGNER TISO -AO VIVO COM RIO CELLO ENSEMBLE- 
JAZZMANIA RECORDS 1995



Para su puesta de largo como discográfica Jazzmania invitó a uno de los músicos más completos, versátiles e indispensables del panorama musical brasileño en los últimos 25 años: Wagner Tiso. Conocido en sus primeros pasos por formar parte del Clube Da Esquina, de Milton Nascimento, ambos de Minas Gerais, la carrera de Tiso se mueve entre la música "culta", sinfonías y ópera, la música para películas, publicidad, los ritmos populares o el jazz. 



Todo este potencial creador queda perfectamente plasmado en este disco en directo, donde el resultado musical transita entre suites delicadas, sensibles y emotivas y cierta tensión contagiosa propia del jazz. Los espléndidos arreglos para el Río Cello Ensemble (formación de ocho violonchelos) se complementa con la vibrante colaboración del fabuloso trompetista Márcio Montarroyos y el bajo eléctrico fibroso y dúctil de Nico Assumpçao. Curiosa mezcla de la disciplina a unos deslumbrantes arreglos, improvisación, jazz, cierto espíritu bluesy de Nueva Orleans y sin que se diluya el enriquecedor espíritu de la música brasileña: desde Villa-Lobos (de quien se reinterpreta Embolada) a Caetano Veloso (Donde de iludir), Milton Nascimento y Ronaldo Bastos (Cravo e canelaFé cega, faca amolada), Tom Jobim (Por causa de vocêEu sei que vou te amar), Ary Barroso o las propias composiciones de Tiso. 

Un trabajo de gran originalidad, que quedará en el tiempo a medida que este pase.