INICIO

08 junio 2012

LOUIS SCLAVIS ATLAS TRIO-Sources



Louis Sclavis 
(clb, cl)
Benjamin Moussay 
(p, Fender, tecl.)
Gilles Coronado 
(elc. g)
ECM Records

La demarcación estética de los proyectos que definen el estilo del músico francés viene dada en gran medida por la paleta sonora y las combinaciones que de ella extráe. La música de cámara en un contexto híbrido con instrumentos electrónicos ha sido la gran baza de Sclavis ya desde sus grupos de finales de los 80 (Chine-Chamber Music) y principios de los 90 (Rouge) con Françoise Raulin en su doble función de piano/sintetizadores. 


Llama la atención, como ha sucedido recientemente con Tim Berne en Skaneoil, otro autor  interesado en la fabricación de formatos de plasticidad mixta, que Sclavis devuelva protagonismo al piano e insista en formular la incisión en el mensaje de cámara a través de la guitarra eléctrica. Pero nada de lo realizado anteriormente usando teclados e incluso guitarras guarda relación con este proyecto. Entre otras razones por la economía instrumental aplicada, por la depuración del sonido incluso si introducen distorsión y, evidente, porque se prescinde de bajo y batería y eso redunda en un esquema de recreación armónica que salvaguarda este espacio aunque dé más respiración al factor melódico. Pero si en Sclavis de la funcionalidad de los instrumentos emana un planteamiento camerístico, en gran medida por su refinación e integración melódica de músicas con impregnación folclórica que conviven con modelos contemporáneos, no parece ser ese el enfoque de Berne incluso cuando también recurre a clarinete y piano en su reciente publicación en este sello.



                           Benjamin Moussay, Gilles Coronado, Louis Sclavis  Atlas Trio

El disco, cuyo título reafirmado por el del grupo invita a una narración viajera trufada de dinámicas contrapuestas, como ya hiciera en su anterior Lost on the way, da comienzo citando lugares comunes que aquí y ahora adquieren un perfil renovado. Pres d`Hadondange es el reconocible Hauts Plateaux que abría a sí mismo Suite Africane, con Texier y Romano. Vemos cómo la guitarra sostiene el pulso rítmico mientras el piano sorprende con insistentes figuras circulares. El siguiente tema, Dresseur de nueages, tiene un perfil más evocativo y levitante, sugerido por líneas arábigas en la melodía. En La Disparition vemos emparejamientos entre guitarra y clarinete citando los intrincados  tejidos métricos de Sclavis, mientras que el Fender Rhodes sostiene con patrones de repetición en registro grave una tensión subterránea burbujeante que la guitarra y el clarinete se encargan de despejar en superficie. El piano (mano izquierda) y el Fender Rhodes (derecha) abren en solitario A Road To Karaganda, este detalle nos da una idea de que en los esquemas basados en el subrayado y exposición melódica en unísonos cabe una combinación tímbrica extra. La distorsión (dureza cortante) en las cuerdas (puntual para este corte) cuenta con el respaldo del teclado mientras la melodía se cierne con claridad sobre los registros agudos, ese constaste entre limpieza y emborronamiento de líneas se destaca y personaliza más si cabe en un desarrollo melódico que se desvía hacia formas arábigas que cuentan con el piano. Incluso el mundo onírico de Motian-Frisell-Lovano parecer ser invocado en Along The Níger. 


Cada parada en el camino es una ventana, por eso se dan espacios abiertos al solismo unitario. El terreno narrativo subyace en la descripción que distingue el significado autónomo de cada una. Música siempre sólida la de Sclavis, que nos ofrece una nueva dimensión sonora en un esquema de cámara atípico, del que surgen imágenes concentradas y dispersas, estimulantes aunque no evidentes.

Louis Sclavis Quartet Silk and Salt Melodies
Louis Sclavis Quintet Lost on the Way
LOUIS SCLAVIS NAPOLI`S WALLS 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada