INICIO

03 febrero 2012

GYÖRGY LIGETI-estudios para piano


 GYÖRGY LIGETI

Fue de agradecer que una multinacional como Sony editara a finales de los 90 las obras  completas de uno de los músicos con una de las estéticas más personales del siglo XX, cuyo lenguaje, en buena parte condicionado por su temprana experiencia con la incipiente música electrónica de los años 50, lo aleja de escuelas (la II de Viena) y sobre todo de círculos (Dramstadt y sus valedores Boulez y Stockhausen). La rigidez en el que se desarrolla el serialismo integral impide a la obra darse como un todo homogéneo, mostrándose de manera atemática, hecha de sonidos aislados. Por el contrario, la obra de Ligeti pertenece a un autor independiente y aglutinador que postula elementos de construcción distintos y abiertos a otras culturas.

GYÖRGY LIGETI 
WORKS FOR PIANO
Pierre-Laurent Aimard    

SONY 1997


En palabras de Salonen, director que ha abordado algunas de las partituras de Ligeti, "indagar en él constituye una de las claves fundamentales de la cultura contemporánea: comunica". Comenta el autor de Atmósferas (pieza célebre por estar incluida en Odisea 2001 de Stanley Kubrick) en el libreto que acompaña a su disco, que no tuvo oportunidad hasta los 15 años de tener un piano - su única "herramienta" musical era un gramófono- y se lamenta de no haber podido conseguir una técnica depurada antes de la pubertad, al tiempo que señala su admiración por los grandes pianistas de su época. En las obras que componen este disco se trasluce esa pequeña frustración e inquietud por el virtuosismo y la plasmación de profundas emociones que sólo a través del instrumento se pueden llegar a transmitir. 

Es en este punto en el que Ligeti reflexiona a cerca de los resultados sonoros que son producidos al pulsar las teclas y las fuentes inspiradoras e imaginativas que provocan las emociones que inducen a tocarlas, así como la manera en que lo hacemos. Establece un símil entre estos sentimientos y su problemática comunicativa con las dificultades que tenía Cézanne con la perspectiva en la pintura; concluye diciendo que los resultados musicales son distintos (cuando te fundes con el instrumento) de esa primigenia imagen mental que incita a expresarte. Su convergencia con Cézanne la explica como " la transformación de la insuficiencia en oficio".



El disco tiene dos partes bien diferenciadas, tanto por la cronología de su creación como cualitativamente. Las obras que van desde 1985 hasta 1995 constituyen tres libros, son las denominadas Etudes para piano: 6 temas para el primer libro, 8 para el segundo y 1 para el tercero, el más reciente en el tiempo. Es muy importante señalar las influencias que han inspirado estas obras, que va del clave barroco de Scarlatti, a Chopin o Debussy, en cuanto al bagaje clásico. En el plano sensorial, apunta el propio compositor, está presente mediante el placer físico que se experimenta al estar en contacto con el instrumento, y establece comparaciones con el éxtasis que se debe sentir al tocar instrumentos africanos de percusión pulsada como la mbira de Zimbawe o con mazas del xilófono de Uganda y mirando a oriente el Gamelán balinés. 

Todas estas inquietudes, aparentemente alejadas del material que debía inspirar a un autor europeo contemporáneo como Ligeti, tienen tras de sí la búsqueda tangible de técnicas similares aplicables al piano. Y en este sentido se percibe su admiración por Conlon Nancarrow y sus Studios for Player Piano (sonido de la pianola) y de otros autores norteamericanos, esta vez dentro del jazz, como Thelonius Monk (pulsación rítmica) y Bill Evans (suavidad extendida en la digitación). Fuentes tan diversas hacen del músico húngaro (nacionalizado austriaco) uno de los grandes eclécticos de este siglo; capaz de asumir procedimientos aplicables a sus composiciones sin que ello afecte al propio carácter estilístico.

En cuanto al otro grupo de piezas está Musica Ricercata (Kubrick volvería a Ligeti con esta obra en Eyes wide Shut), un trabajo de juventud mientrs residía en Budapest (entre 1951 y 53). En aquellos tiempos tenía por musas a Bartók y Stravinsky (hay una versión de estas primeras obras en el sello Wergo con Begoña Uriarte al piano junto con otras composiciones de los años 70).

El pianista Pierre-Laurent Aimard, con  quien se dice Ligeti coincidió como vecino en un mismo edificio en París y de ahí su complicidad, abruma por la prodigiosa clarividencia interpretativa, la pulcritud de su técnica y la sensibilidad que ha demostrado al afrontar trabajos (se configuró como uno de los grandes expertos en Ligeti tras esta publicación), que aún siendo de un mismo compositor son distantes en tiempo y forma. Música agitada y estremecedora, intensa, etérea, sublime. Imprescindible y genial repertorio para piano de los últimos 50 años.


GYÖRGY LIGETI (Rumania 1923 - Viena 2006)

Discografía selecta:

*Kammerkonzert/Ramifications/Lux aeterna/Atmosphéres. WERGO
*Lontano/Concierto de violoncello. WERGO
*Adventures. WERGO
*Etudes (obras para piano). ERATO
*Cuartetos y dúos. Cuarteto Arditti. SONY








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada