INICIO

15 diciembre 2011

LIBROS-Tom Waits conversaciones, entrevistas y opiniones

Tom Waits

conversaciones,entrevistas y opiniones

Mac MontandonGlobal Rhythm Press


Para alguien a quien le gustan los Buicks de los años 50 y vagar por la carretera e hizo de su vida en los setenta una continua road movie, los rodeos, además de formar parte del camino y de sí mismo, con el tiempo se han convertido en un eficaz y confortable medio para salvar las promociones y las rutinarias entrevistas. 






Este libro recopila testimonios para distintos medios desde sus comienzos en Asylum Records (cuando el jazz recitado describía una vida anclada entre la barra de un bar y la almohada de un mugriento hotel) hasta llegar al 2004 (como respetable padre de familia, cómodamente instalado en las historias domésticas en entorno campestre) hasta una entrevista-cuestionario para Vanity Fair (!) donde Waits despliega un arsenal concentrado de delirios y una sola verdad: su amor por su mujer, madre de sus tres hijos y activa colaboradora activa en la autoría de sus canciones, Kathleen Brennan. 


Llama poderosamente la atención la desproporción en la balanza del interés de los medios, mínimo en la fundamental etapa creativa de los 70 y 80 (no se citan en todo el libro los álbumes Blue Valentine y Heartattack and Vine), excepción aparte de cuando en Rain Dogs Waits cuenta con Keith Richards, respecto al auténtico boom que suscita en 1999 la publicación-retorno de Mule Variations. Aquí nos encontramos con un epicentro de interés masivo y con el apropiamiento estilístico, suponemos que acompañado del descubrimiento tardío, de medios afectos al pop-rock tras su fichaje por Epitaph (quizá fuera él quien los fichó a ellos), sello dedicado a grupos de rock-punk.

La tendencia de algunos entrevistadores al verbo florido, no de los que se acercan a él en sus comienzos sino, sobre todo, de los últimos en llegar (el peor de los casos es el de la entrevista que le hace El País de las Tentaciones para la promoción, cómo no, de Mule Variations: ni siquiera aparece citado en la relación final de medios) tiene algunas excepciones interesantes en los resultados: David McGee para Rolling Stone (1977), Marc Rowland para Musician (1987), Luc Sante para The Village Voice (1999) y Robert Lloyd para L.A.Weekly (1999). Tan sólo cuando el interlocutor es un creador-amigo, los casos de Jim Jarmush y Elvis Costello o el prólogo de Frank Black (The Pixies), la coherencia da forma a la respuesta cómplice.

Entre tantos desencuentros con el genio, los entrevistadores se las apañan como pueden para definir la voz irrepetible de Tom Waits. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario