INICIO

15 noviembre 2011

LIBROS-La música es mi amante, Duke Ellington


La música es mi amante
Duke Ellington
Global Rhythm Press
Tres vértices, sin evitar cierto reduccionismo ilustrativo, triangulan la grandeza de un arte musical como el de Ellington, que pasaba por la sublimación de un instrumento, la orquesta, bajo un criterio unificador en el que se sustanciaban la herencia de Nueva Orleáns, el hervidero cultural y mestizo de Nueva York y el impresionismo francés. Con estos elementos llevó al jazz del ámbito popular a un rango cultista en un país como los Estados Unidos; al hacerlo alcanzó la fama. 


Dividido en distintos actos, sobre el escenario de una personalidad determinante para su raza y la cultura norteamericanas, este relato va describiendo las claves familiares, la búsqueda de un lenguaje propio (inicialmente deudor del de Fletcher Henderson) en su decisivo aterrizaje en Harlem y luego por su aportación al auge de las big bands y la era del swing. 

Pese a la falsa modestia que encierran sus palabras -“Nosotros no trabajamos para la posteridad sino para el ahora”-, la autobiografía de Ellington nos habla, a través de su música y de una nada oculta diplomacia, de las alianzas inquebrantables de los músicos que formaron parte de su orquesta, como testigo de excepción de los cambios habidos en el jazz (del clásico al moderno) y de su influencia y prestigio en la cultura estadounidense. 

Los innumerables viajes que le llevaron a ciudades de medio mundo quedan recogidos en un diario aparte repleto de anécdotas, aunque no sean reveladoras de su arte. La elegancia, los matices, la sofisticación de los ritmos africanos (jungle music), la diversidad de voces de ese organismo que fue su orquesta hicieron posible el sonido de una musa a la que, por más que la ame, le hace tanta justicia como a sí mismo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada