INICIO

19 octubre 2011

BILL FRISELL 858 QUARTET- En concierto

Bill Frisell 858 Quartet

El cuarteto de esta gira europea nos traía a Ron Miles al fiscornio ocupando el puesto original de la violinista Jenny Scheinman (y también Hank Roberts el de Curtis Fowlkes en el anterior cuarteto). Frisell dividió el concierto en dos suites, aunque a la segunda, más corta (25 minutos por 35 de la primera), convendría definirla como bloque temático debido a un más evidente entretejido temático. Cerró el espectáculo un preciosista bis country. Frisell propone con este esquema camerístico un absoluto equilibrio entre las voces en un registro medio en el que escritura e improvisación quedan perfectamente hiladas, sirviendo estas últimas de vehículo de transmisión temática. Así, tras una introducción en improvisación libre, se van sucediendo, sin marcas exteriores, centros temáticos polarizados por temas contenidos en History, Mistery, como Probability Cloud y la ya clásica Rag (del lejano Is that You?) cuya naturaleza se evidencia en un marco sólido y fluido.

La calidad del sonido, el control y la excelencia a la hora de los matices de color del grupo, la combinación de voces y unísonos, con un Ron Miles que atesoraba el fraseo jazzístico mientras que Eyvind Kang resplandecía en una viola viajera (fraseos de música judía, centroeuropea, clásica, country, tango, etc) y un Hank Roberts que usó más el arco en la primera suite y el pizzicato rítmico en la segunda, permitieron a un Frisell sutilísimo, ajustado a este formato nivelado y exquisito, trazar un nuevo territorio estético. El líder, por así decirlo, pues nunca sobredimensionó su instrumento, huyó de los tópicos -de los suyos propios- gracias a un planteamiento perfectamente estructurado donde sí se pudo echar en falta la presencia del sonido bajo  -función por él acometida- aunque se disfrutó de unos loops de figuras graves nada frecuentes en insospechadas lecturas anticipadas.

Toda una aventura, una más, de unos de los músicos más decisivos en la creación contemporánea y sin etiquetas. La única etiqueta que se pedía estaba en el oído del auditorio.



+ BILL FRISELL QUARTET- the Great Flood (Guimarâes jazz) 






No hay comentarios:

Publicar un comentario